Andrés, el muñeco

Todo comenzó cuando Isabella, mi hija, nos dijo a mi esposa y a mi que guardáramos los cilindros del papel para hacer un muñeco, a lo cual accedimos. Luego de tener una buena cantidad de estos, que por supuesto botamos muchos ya que solo necesitamos cinco, nos dedicamos a la creación de aquél muñeco.
Lo primero que hicimos fue colorearlos, pintamos dos azules, dos verdes y uno amarillo, y compramos una bola de icopor número 7, para pintarla hicimos el color rosado claro. Pasaron los días, tal vez quince, e Isabella comenzó a presionar de nuevo por su muñeco, ella ya había desayunado, nosotros no, entonces la convencimos que nos dejara desayunar para así poder continuar con el muñeco.
Cuando retomamos la actividad, los tubos ya estaban secos al igual que la cabeza, entonces mi esposa buscó lana roja para hacerle el pelo, y alfileres con cabeza de colores para los ojos, como también un marcador para dibujarle la boca, por mi parte cogí aguja e hilo para pegar las partes del cuerpo que habíamos hecho, si no lo mencioné eran dos para los brazos, dos para las piernas y uno para el tronco.
Cuando yo pegué las partes mi esposa termino de decorar la cabeza, entonces pegué la cabeza a lo que yo hice y dio como origen un muñeco, para nosotros bien bonito, es mas, ¡el más bonito de su estilo! :) cuyo resultado es:
Pues muchos dirán "que muñeco pa raro" pero no lo es.
Lo mejor de todo este rollo, es como llevamos acabo una idea de nuestra hija, y como disfrutamos estos momentos trabajando en equipo para llegar a un objetivo, ver el muñeco es gratificante.
Mi hija escogió el nombre, cuando se lo preguntamos sin vacilar dijo Andrés, tal vez por que quiere mucho a su primo.
Invito a todas aquellas personas que tienen hijos, sobrinos, primos o niños pequeños cerca, que realicen actividades sencillas y placenteras con estas personas, que apoyen sus ideas, sus proyectos o sus iniciativas, para que desde pequeños sientan un buen apoyo familiar.
PD: si necesitan clases de muñecos de cilindros nos avisan :)
A propósito les dejo una imagen de más de cuando estábamos pintando los cilindros:

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 20:51 | 1 comentarios

Jenaro Gajardo Vera el loco enamorado...

Si señores, hablando de locuras y amores, quiero compartir una historia que me encontré rondando por ahí rondando

He aquí la historia de este ingenioso abogado, pintor y poeta, que hace medio siglo se presentó ante el Conservador de Bienes Raíces de Talca y dijo “Vengo a inscribir la luna como mi propiedad”.

Jenaro Gajardo Vera, aunque nacido en Traiguén, en 1919 se radicó muy joven en Talca – a principios de 1951 – a ejercer su profesión.

Una vez ambientado, se dio a la tarea de crear una Sociedad Telescópica Interplanetaria. En su directorio figuraba nada menos que el Obispo Manuel Larrain, lo que acalló cualquier comentario burlón en torno a la institución. Uno de los objetivos era – ni más ni menos - que “formar un comité de recepción a los primeros visitantes extraterrestres…”


LA INSCRIPCIÓN DE LA LUNA


Pero fue su “apropiación de la luna”, lo que inmortalizó a Gajardo y esto se gestó de curiosa manera: Existe en la capital maulina, desde 1868, el Club Talca. Allí reconocían lugar los miembros de la ya alicaída aristocracia talquina. Los Silva, Donoso, Cruz y Concha eran los apellidos que se repetían entre los socios. En sus amplios salones de la calle 1 Oriente, se debatían y armaban candidaturas que impidieran el ingreso de ideas revolucionarias que pusieran en riesgo sus rancios privilegios.

Jenaro Gajardo intentó ser socio del exclusivo Club. Una noche de septiembre de 1954 fue invitado a una comida. Se le dijo que su condición de profesional le daba opción para ser aceptado como miembro, pero, uno de los integrantes se opuso a su afiliación, por cuanto debía acreditar un bien raíz.

“Cuando salí de la sesión – recordó después Gajardo – me fui caminando hasta la Plaza. Me molestó que se diese tanta importancia a las cosas materiales”.

Fue entonces que advirtió a la luna llena que brillaba en el cielo. No tardó en discurrir su iniciativa: inscribiría al satélite natural de la tierra como su propiedad.

Al día siguiente, 25 de septiembre de 1954, sin vacilación, se presentó ante el Notario de Talca, César Jiménez Fuenzalida y le solicitó dejar constancia de que se declaraba dueño de la luna, para lo cual acreditaba que lo era desde antes de 1857 (fórmula usada en la época para sanear terrenos sin título de dominio) del satélite natural de la tierra, describiendo sus medidas y límites.

El Notario leyó con sorpresa la petición. Finalmente respondió a Gajardo: “Mira, la inscripción cumple con los requisitos: es un bien cierto, pertenece a la tierra, tiene deslindes y dimensiones, pero te van a tildar de loco”.
“No importa”, dijo Gajardo.

Es más, con posterioridad a la inscripción de la escritura, efectuó las tres publicaciones en el Diario Oficial, todo lo cual le costó cuarenta y dos mil pesos de la época.

Con el título en sus manos, volvió al Club Talca. Hubo sonrisas, caras de sorpresas y asombro. Pero fue aceptado como socio. Uno de los integrantes dijo a Gajardo: “En realidad nos has dado una lección”.


SÁBADOS GIGANTES


El hecho, desde luego, no pasó inadvertido. Diarios de América y Europa dieron cabida al curioso incidente. Pocos años más tarde, un tabloide norteamericano publicó una nota: “Abogado chileno inscribió la luna a su nombre”.

Mario Kreutzberger (Don Francisco) vio la información y lo invitó a “Sábados Gigantes”. Con su carácter burlón, el animador le dijo que, mucha gente, lo consideraba “rayado” por aquella propiedad lunar. Gajardo le respondió “Le voy a contar por qué inscribí la Luna: no me agrada la gente que habita el planeta tierra. No me gusta que no hayamos podido eliminar el odio, la envidia, la maledicencia, el rencor…”.


EL APOLO 11


Una situación de contienda judicial internacional se suscitó cuando Estados Unidos preparaba su viaje a la luna, en 1969, con tres astronautas a bordo. Gajardo, en conformidad a las disposiciones legales internacionales, había gestionado, a través del abogado Enrique Monti Forno, la revalidación de su dominio en Washington.

Todo ello, por cuanto las normas universales de la ONU sólo reconocían propiedad privada hasta una altura de 80 kilómetros, pero como esa reglamentación era de 1967 – y la escritura de Gajardo de 1954 – ésta prevaleció sobre aquella.

Entonces, se dice que el Presidente Nixon, a través de la embajada americana y la Cancillería, envió un cable a Gajardo, donde le pedía autorización para descender en el satélite. Ésta fue concedida por el dueño chileno.


PROBLEMAS CON IMPUESTOS INTERNOS


Pero si don Jenaro fue ingenioso al hacerse tan audazmente propietario de la romántica luna, más aguzado pretendió ser Impuestos Internos, quien envió un par de inspectores a visitarlo, nada menos que para el cobro de las contribuciones. Ni corto ni perezoso, don Jenaro les dijo: “Ningún problema en reconocer la deuda, pero exijo que, en conformidad a la ley, Impuestos Internos visite mi propiedad y la tase. Después hablamos”. Desde luego, el servicio no insistió.

INSCRIBIR AL PLANETA MARTE


Pero la situación incluso sentó jurisprudencia en materia de propiedad espacial. Una vez, el entonces Ministro de la Corte Suprema Rubén Galecio Gómez le dijo: “Bueno, si tú inscribiste la luna, yo puede hacer lo mismo con el planeta Marte”.
Gajardo respondió ágilmente: “No puedes, por cuanto el Derecho Civil impide reclamar propiedad sobre un bien que no pertenece a la Tierra, como es el caso de Marte”.

Poco antes de fallecer, en 1998 – sus últimos días los pasó en el Balneario de Santo Domingo – extendió su testamento en la Notaría de Ramón Galecio en Santiago. Al referirse a sus bienes, expresó. “Dejó a mi pueblo la luna, llena de amor por sus penas”.



fuente: http://www.elamaule.cl/admin/render/noticia/8876


Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 21:06 | 0 comentarios

Borrar cuenta de Facebook

Por lo menos yo, desactive mi cuenta de facebook hace 4 meses, pero me quede con la espinita ya que estaba desactivada no borrada, hoy me doy cuenta que si es posible eliminar la cuenta con dos sencillos pasos:

  1. Ir a http://www.facebook.com/help/contact.php?show_form=delete_account
  2. Hacer clic en el boton enviar.
 en ese momento se agenda un proceso para que en 14 dias sea borrada la cuenta, lo que yo no se es si en verdad borren la cuenta o que carajos pero dicen que no se podra reactivar.

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 11:18 | 0 comentarios

Y no lo podia creer, si era Aerosmith

Si señores, pues asi trascurrio el dia, primero fui a trabajar hasta el medio dia y sali a almorzar y luego cogi mi camino al Simón Bolivar, llegue por carrera 50 con 63 a buscar la entrada. Despues de esperar a mi esposa un rato y a unos compañeros con los que nos perdimos adentro, comenzamos a ingresar 3 anillos de seguridad y como siempre con requisas chimbas, total ya estaba adentro y vi esto

Luego de esto a ubicarnos al lado derecho de la tarima entonces comenzo la espera y a llenarse el Simon Bolivar.
y tambien comenzaban a probar las luces del escenario
ya estaba cayendo la tarde y decidi sacarme una foto
Si señores con mi esposa, entonces luego salieron Las Pirañas Amazonicas a las cuales mi esposa llamaba Las Pirañas Muecas y comencé a probar la camara ya que me habian prestado una y no fue tan buena, agradezco el favor y tengo fotos.
Cuando Las Pirañas Muecas terminaron de tocar, salieron todos los utileros de Aerosmith y comenzaron a preparar el escenario
Lo primero que mostraron fue la bateria del señor Joey Krammer, luego de un buen tiempo de espera dejaron caer un telon que cubria todo el escenario
La impaciencia se incrementaba con cada segundo que pasaba, cuando de un momento a otro, cayó el telón y sonaba un sonido lo mas parecido al de el arpa de un angel, si señores estaban tocando Toys in the attic y salió el señor Steven Tyler, acompañado de su banda Aerosmith
Claro al finalizar el concierto no sentia cansancio estaba como en un estado de extasis increible tanto que hoy lo sigo sintiendo.

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 15:05 | 0 comentarios

Aerosmith vendrá a Bogotá: Steven Tyler lo confirmó en video

sijueputa el mundo se va a acabar

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 23:52 | 0 comentarios

Elogio de la mujer brava


Elogio de la mujer brava
 Estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Por: Héctor Abad

A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viejas, traumadas, solteronas, amargadas, marimachas, etc. En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos. A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden.

La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran "no más usted me avisa y yo le abro las piernas", siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos ridículos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.

Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado. Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo.

Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.

Los varones machistas, somos animalitos todavía y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza. Esas mujeres nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, ¡sed de vida larga y de conocimiento!

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 0:04 | 0 comentarios

FirefoxNotify

Navegando me encontre con un plugin llamado FirefoxNotify, este plugin es encargado de enviarle notificaciones a Gnome por medio de DBus, por ejemplo las descargas, la única notificación que he visto :), me pareció interesante y lo comparto con ustedes.
Para algunas versiones de ubuntu necesitará el paquete python-dbus, y en Firefox en las configuraciones avanzadas (about:config) poner poner la siguiente bandera browser.download.manager.showAlertOnComplete en falso, aclaro que en algunas versiones, ya que no debí hacerlas, y en la página del plugin lo explican.

Posted by Gabriel Jaime Sierra Rua | en 22:58 | 0 comentarios